Federación Cubana de Fútbol niega contactos con brasileño Sócrates

Tomado de Prensa Latina

Sócrates en su etapa de jugador con la "canarinha"l

El vicepresidente de la Federación Cubana de Fútbol, Antonio Garcés, negó cualquier contacto de su entidad con el exfutbolista brasileño Sócrates Sampaio de Souza para asumir el cargo de seleccionador nacional.

“Hasta el momento no ha habido ningún contacto con Sócrates ni con ninguna autoridad brasileña en ese sentido”, declaró Garcés a Prensa Latina en conversación telefónica.

Este rumor salió a la luz pública en el blog del periodista brasileño Víctor Birner, quien aseguró que “el gobierno cubano abrió negociaciones con el ex futbolista brasileño Sócrates para dirigir la selección de fútbol de ese país”.

En la nota Birner reveló declaraciones del exfutbolista de la canarinha, en las que muestra su voluntad de asumir el cargo aunque aclara que aún no existieron contactos oficiales.

El mítico exjugador de Corinthians, Fiorentina y la selección brasileña cuenta como única experiencia en funciones de entrenador la que cumplió en 2004 con el Garforth Town Football Club de los Northern Counties East Football League, en Inglaterra.

Anuncios

Enfrentará Cuba a México en Copa de Oro 2011

Por Roddy Romo Seguí

La selección cubana se medirá este jueves a su similar de México, en la cancha del Bank of America Stadium, de Charlotte, durante la segunda aparición de ambos conjuntos dentro de la Copa de Oro 2011, máximo evento de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF).

Los de la Mayor de las Antillas, dirigidos por el técnico avileño Raúl González Triana, no pudieron tener un peor inicio de torneo, tras caer (0-5) frente a Honduras el pasado domingo, en Arlington, Texas, muy diferente a lo conseguido por sus rivales de turno, que golearon por idéntico marcador horas más tarde a El Salvador.

El desafío será el segundo entre antillanos y aztecas en la historia de estas lides, luego del triunfo obtenido por los mexicanos (2-1) el ocho de junio de 2007, en el Giants Stadium, de Nueva Jersey, con dianas de Jared Borgetti (´38) y Nery Castillo (´56). Antes, el pinareño Reinier Alcántara (´23) había adelantado a los cubanos en la pizarra.

A primera hora, y en la propia instalación, los costarricenses intentarán vencer a los salvadoreños para convertirse en el primer elenco con pasaporte seguro a la ronda de cuartos de final del campeonato continental.

Posiciones del grupo A: México y Costa Rica (tres puntos, cinco goles a favor y cero en contra), Cuba y El Salvador (0, 0-5).

Salvados y en la pelea

Tras asegurar su permanencia en Primera División los avileños aspiran a las semifinales de Liga. Para ello, están obligados a ganar el suspendido contra Guantánamo

Por Roddy Romo Seguí

Grande es el fútbol y, aún mayor, el elenco de Ciego de Ávila. Si hace poco más de tres semanas muchos intentaban digerir la idea de presenciar al club la próxima campaña en los terrenos de Segunda División, ahora todos sueñan con ganar el duelo aplazado de la octava jornada con Guantánamo y adentrarse en las semifinales.

Quizás los discípulos del técnico debutante Raúl Herrera Marrero pudieron llegar al compromiso frente a los del Guaso de una manera más holgada, en caso de haber derrotado el pasado sábado a Cienfuegos en predios moronenses, pero la igualada a cero los obliga a ganar en la Rogelio Palacios si desean mantener sus aspiraciones de defender la corona alcanzada la anterior temporada.

Muy diferente sucedió con los guantanameros en su visita a la Patricio Lumumba, de Camagüey, donde se impusieron (1-3) a un conjunto que tenía asegurada la primera plaza desde hace tres fechas atrás. Los tantos de los vencedores fueron obra de Reinier Correoso (minuto dos), Alexei Suaznabar (´28) y Alian Urgellés (´82), mientras por los agramontinos anotaba Dainier González (´80).

Por su parte, Villa Clara aseguró su clasificación al imponerse (3-1) a Las Tunas, en la cancha Camilo Cienfuegos, de Zulueta, gracias a dos dianas de José de Macías (´28 y ´52) y una del internacional Roberto Linares (´75). La perforación de los orientales recayó en los botines de Armando Trejo (´61).

Asimismo, Ciudad Habana se convirtió en el rival de los villaclareños para las semifinales, al disponer (1-4) de La Habana, en el Complejo Deportivo Guanajay, con par de anotaciones de Marcel Hernández (´4 y ´56) y Eviel Cordovés (´6 y ´74). El descuento de los derrotados subió a la pizarra por autogol del central giraldillo Yosvani Caballero (´76).

Con un emparejamiento de segunda ronda decidido, el contrario de Camagüey se conocerá luego de el desafío entre piñeros y guantanameros, en la Rogelio Palacios, con fecha aún sin decidir por parte de la Asociación de Fútbol de Cuba, aunque resulta seguro que se jugara tras el regreso de la selección cubana de la Copa de Oro, a celebrarse en el mes de junio en Estados Unidos.

Para los actuales monarcas de liga el encuentro será bien complicado, sobre todo en un césped donde en los nueve campeonatos precedentes se han visto las caras siete veces, y el saldo favorece a los locales con tres éxitos, dos abrazos e igual número de fracasos, nueve goles a favor y ocho en contra.

La última vez que ambos clubes chocaron en la Rogelio Palacios fue el siete de octubre de 2009 y la sonrisa correspondió a los orientales (2-1), gracias a las perforaciones de Alexei Suaznabar y Javier Moreira (propia puerta). El tanto piñero resultó obra del internacional Leonel Duarte.

A falta de solo ese partido para cerrar las cortinas de la fase de clasificación, en el Campeonato Nacional de Fútbol 2011 (Primera División) se han marcado 116 goles en 55 choques, lo cual ofrece una media de 2,11 por encuentro.

Posiciones: Camagüey (23 puntos, 18 goles a favor y nueve en contra), Villa Clara (22, 16-10), Ciudada Habana (21, 18-13), Guantánamo (18, 14-12), Las Tunas (17, 17-18), Ciego de Ávila (17, 12-13), Cienfuegos (16, 12-21) y La Habana (13, 9-20).

Nota: La Habana descendió a 2da División al finalizar última, mientras Cienfuegos jugará el repechaje contra el segundo puesto de la categoría de plata del fútbol cubano.

Copa Oro de Fútbol (I): El comienzo

Por Roddy Romo Seguí

No cabe dudas de que el máximo esplendor del fútbol mundial se centra en los Campeonatos Mundiales organizados cada cuatro años por la Federación Internacional de la disciplina (FIFA); sin embargo, fuera de ellos, los eventos regionales pasan a tomar una importancia vital no solo para el palmarés de las naciones, sino también en el orgullo.

Dentro de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF), esa porfía añorada por todas las selecciones nacionales del área es la Copa de Oro, realizada cada dos años principalmente en territorio de los Estados Unidos (solo par de veces de las 10 ediciones efectuadas ha sido compartida con México).

No obstante, no fue la lid de Oro el primer torneo organizado por CONCACAF. En 1963, una competencia que llevaba de nombre sus siglas reemplazó la Copa CCCF (instituida para naciones de Centroamérica y las Islas del Caribe) y la NAFC (contaba sólo con representantes de Norteamérica y Cuba), hasta su última versión en 1989.

Si durante todos esos años se consideraba campeón de CONCACAF a la escuadra que tuviera una mejor ubicación en el Mundial de la FIFA, la Copa de Oro vino para traer más competitividad a una de las zonas consideradas como las más débiles futbolísticamente del planeta.

La competencia – a la cual acceden los países por sistema de grupos clasificatorios – en principio contó con la participación de ocho selecciones hasta 1993, para posteriormente pasar a nueve en 1996, a 10 en 1998 y a 12 desde el año 2000. El vencedor de la Copa de Oro obtiene el derecho de representar al área en la Copa FIFA Confederaciones.

Según el formato de clasificación para el magno evento de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol, por la Zona Norteamericana acceden de manera segura Estados Unidos, México y Canadá; mientras, los restantes cupos salen de las lides de Centroamérica y el Caribe.

En la historia de las Copa de Oro, apenas los representativos de México (cinco veces), Estados Unidos (cuatro) y Canadá (una) han conseguido alzar el preciado trofeo, entre tanto, otros seis han tenido que conformarse con al menos acceder al podio de premiaciones.

Desde su inicio al presente, son 23 los equipos que han pisado la grama de los estadios dentro de la competición, de ellos seis invitados de otras regiones del mundo (Brasil, Colombia, Sudáfrica, Perú, Corea del Sur y Ecuador).

Después de varios años divididos entre sí, la idea de CONCACAF para disputar un evento donde elegir al mejor elenco del área se hizo realidad el 28 de junio de 1991, fecha en la que se enfrentaron Honduras y Canadá sobre el césped del Memorial Coliseum, de la ciudad de los Ángeles. Pero, por supuesto, esa es otra historia.

Triana anuncia titulares contra El Salvador

Por Roberto Mendez

El seleccionador nacional de la escuadra de mayores de fútbol cubana Raúl González Triana confirmó que ya tiene una alineación definida para el primer amistoso contra El Salvador el venidero jueves.

El portero Vismel Catellanos abrirá junto a los defensas Yenier Márquez, Reysandri Fernández, Joel Colomé y Kanier Dranguet; los mediocampistas Jaine Colomé, Carlos Domingo Francisco y Alaín Cervantes; y más adelantados Ariel Martínez, Yosniel Mesa y Roberto Linares.

«Regresan Reysandri y Cervantes a la selección y titularidad pues se encontraban lesionados anteriormente», declaró Triana a JIT mientras observaba en el estadio La Polar el partido del torneo doméstico entre Ciudad de La Habana y La Habana.

Del resto del grupo de 18 a vestir aclaró que solo está pendiente la evaluación médica del guantanamero Aliannis Urgellés, lo cual podría incluir un cambio entre los 18 nominados para el partido contra el Floy noruego, que terminó aquí a su favor con goleada de 7-0.

«Si el miércoles está en condiciones lo dejaré para jugar unos 20 minutos, sino lo excluyo y pondré otro defensa, que en ese caso será el camagüeyano Yaisnel Nápoles», declaró.

Sobre la decisión de llamar a los mismos dijo que «como son dos partidos fuertes espero jugar con los mejores del momento», para especificar luego sobre esos fogueos como únicos factibles para evaluarlos a todos en el accionar como equipo.

«Se avecina la Copa de Oro de CONCACAF. El primer juego los ajustará frente a rival de buen nivel y en el segundo el 29 tendrán que exigirse más, pues Panamá traerá un equipo más fuerte respecto al que le ganamos 3-0 en octubre pasado», analizó el DT antes de los dos juegos de preparación.

Triana también habló complacido de noticias recientes que dan a Cuba junto a Jamaica para jugar solo la tercera ronda del Caribe para llegar a la final de la Confederación por las tres plazas directas a la Copa Mundial de Brasil 2014.

Por lo pronto, serán esas dos posibilidades en el estadio Pedro Marrero de esta capital muy fructíferas, aunque sean en medio del 96 Campeonato Nacional, de cara al fuerte torneo de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe, prevista en varias ciudades de Estados Unidos del 5 al 25 de junio.

Allí tendrán dos compromisos muy difíciles al iniciar en el grupo A frente a México y Costa Rica, para luego ver a El Salvador, durante la ronda clasificatoria, que da par de puestos directos por cada llave más los dos mejores terceros.

Abanderan a escuadra avileña para nacional de fútbol

Por Roddy Romo Seguí

El equipo Ciego de Ávila de fútbol que tomará parte en el Campeonato Nacional de la disciplina, Primera División, a iniciarse el próximo sábado, fue abanderado este miércoles en el Parque José Martí, de la capital avileña.

En el acto, el atacante Leonel Duarte Pla resultó el encargado de leer el compromiso de los atletas, al tiempo que los también internacionales Alain Cervantes y Sánder Keko Fernández realizaban la ofrenda floral.

Asimismo, el defensa central Reysánder Fernández, capitán del elenco y uno de los indiscutibles en la selección cubana que comanda el técnico Raúl González Triana, portó la bandera del club.

Dirigidos en esta ocasión por el debutante Raúl Herrera Moreno, el conjunto avileño buscará por vez primera en su historia conseguir el título liguero por dos años consecutivos, tras levantar el máximo pergamino en el 2010.

Ciego de Ávila ostenta en su palmarés las Ligas de 1 993, 2001, 2003 y la de la campaña precedente, así como la Supercopa de Campeones de 1997, lo cual lo convierten de salida en uno de los favoritos.

La primera presentación de los actuales monarcas será contra Guantánamo, en su feudo del Complejo Deportivo Sergio Alonso Grandal, de la ciudad de Morón.

Adiós del cancerbero de oro

Por Roddy Romo Seguí

En la vida todo lo que empieza más tarde o temprano acaba. Pero, si en el momento de mirar atrás logras divisar una trayectoria llena de éxitos, alcanzados con sudor, sufrimiento y dedicación, comienzas a darte cuenta del verdadero valor de una corona, de hacer feliz a la afición, y ese instante de decir adiós suele ser menos triste.

Un pensamiento parecido debe haber cruzado por la mente del avileño Andrés Pirri Rodríguez Fleites al tomar la decisión de despedirse en 2010 de los terrenos de fútbol, después de consagrarle como jugador 23 años a esta disciplina. Una carrera llena de alegrías, sin sabores y, lo más imprescindible, de títulos.

Nacido el 20 de agosto de 1977, Pirri Rodríguez inició su andadura por la canchas balompédicas con apenas 10 abriles, en la Escuela 24 de febrero y a las órdenes del profesor Omar García, su descubridor y una de los hombres en quien más confió en el aspecto profesional.

“Desde el principio Omar nos motivó por este deporte, incluso, en mi caso resultó de gran ayuda porque siempre me gustó la portería y de pequeño era de baja estatura para esa función, por lo cual no me dejaban entrar a la Escuela de Iniciación Deportiva. Sin embargo, él apostó por mí, creyó en mis condiciones y no le defraudé”.

“Asimismo, importancia tuvieron el italiano Osvaldo Tachini y el preparador Pablo Alomá, quien trabajó conmigo durante ese tiempo en un puesto que, a diferencia de otros, lleva un entrenamiento específico”.

Campeón de la isla en la categoría 11-12, en Santiago de Cuba (1989), y titular juvenil en 1995,  la valentía mostrada a la hora de salir bajo los tres palos agilizó el debut en la Primera División, el cual llegó en la temporada 1997-1998, para sustituir a excelentes guardametas como Emiliano Molina y Ramón Castillo Fiss.

En su primer año en la máxima categoría, el subtítulo en la segunda edición de la Supercopa de Campeones sería el comienzo de un camino que le llevaría a conquistar los trofeos de Liga de 2001, 2003 y 2010, en una posición donde el perdón de la afición pocas veces prevalece.

– Un delantero falla y luego, si marca, todos olvidan sus errores, no es el caso del cancerbero ¿verdad?

“En el instante que realizas una pifia y te das cuenta lo costoso para el equipo se te cae el mundo encima, de hecho, uno no quiere fallar, pero es inevitable. Al principio yo tenía un temperamento muy fuerte, me cerraba mentalmente; mientras transcurre el tiempo lo asimilas mejor y comprendes que es algo natural”.

– La responsabilidad es incuestionable.

“Así es. No solo porque cada error que cometes puede influir en un marcador adverso del conjunto, también debes guiar a los compañeros y mantenerte activo atrás para obtener una sólida concentración”.

– Trece campañas en el fútbol de alto nivel son muchos partidos y sensaciones ¿con cual te quedarías?

“Me guardo cada uno de los trofeos ganados y el viaje a Venezuela en el 2003. En realidad debía ir la selección sub-20 cubana, pero no lo hicieron por otros compromisos y permitieron a Ciego de Ávila, actual monarca nacional en ese entonces, enfrentar a la sub-23 venezolana.

“El duelo lo perdimos (0-2), bajo un torrencial aguacero y un frío insoportable, aunque sin dudas fue impresionante y, en mi opinión, uno de los mejores encuentros que he tenido, junto al de Villa Clara ese mismo curso que nos dio el segundo pergamino de liga. Éramos por aquel entonces un grupo lleno de juventud y con ansias de victoria”.

– A pesar de cuajar buenas actuaciones a nivel de país, no llegó nunca el sueño de representar a Cuba en lides internacionales ¿te sentiste frustrado?

 “En 1999 fui llamado a la concentración del seleccionado que se preparaba rumbo a la eliminatoria olímpica de Sydney. Ese año la Liga Cubana tuvo un formato de decidir los desafíos empatados en series de penal, y yo había estado entre los principales arqueros del país.

“No obstante, ya dentro del grupo comencé a sentir cierta tirantez con los demás guardametas, por el hecho de era el único en haber jugado como regular en el equipo de mi provincia. Al final, el técnico dijo que la escuadra estaba hecha y me dejaron fuera.

“Me sentí decepcionado, pues pienso tenía la calidad suficiente para integrar la selección, pero unas veces el físico y otras simplemente por no caer bien a la persona que decide tu futuro terminaron por eliminar esa ilusión de mi cabeza. Hubiera deseado estar en una Copa de Oro”.

– ¿Consideras que el balompié cubano deba variar su estructura?

“En la parte competitiva se ve obligado a cambiar por la situación económica, a pesar de ello, lo más importante radica en la organización, la cual en verdad es muy mala. El transporte mejoró bastante los últimos eventos, no así el hospedaje, que suele ser pésimo. Por este problema varios deportistas en la cumbre de su carrera dejan de practicar y deciden buscar un trabajo que eleve su nivel de vida.

“Un ejemplo claro de lo que resulta tener buenas condiciones de alojamiento fueron las temporadas del 2001 y 2002. Se disputaba miércoles y sábado, pero el ambiente en las concentraciones en cuanto alimentación y descanso era estupendo, realmente no sentías el cansancio.

“Lamentablemente, el atleta de casa debe lidiar también con lo pésimo de la mayoría de los terrenos y la vestimenta. En el caso de los porteros te quemas al tirarte, ya que casi siempre es tierra lo que encuentras”.

– ¿Ves capacitado al futbolista cubano para jugar en el extranjero?

“El deportista de casa tiene los atributos primordiales para insertarse en otras ligas. No se trata de ir a Europa, en nuestra área hay torneos muy buenos que aportarían experiencia individual y a Cuba la posibilidad de invertir en sus problemas futbolísticos internos. Además, con ello adquirirías un roce internacional muy importante, vital a la hora de enfrentar rivales superiores”.

Sin embargo, no todo termina tras el retiro definitivo de la portería del club de sus amores. En la actualidad, Andrés Pirri Rodríguez  cumple misión en el estado de Miranda, de la República Bolivariana de Venezuela, donde – al igual que muchos colaboradores cubanos – pone toda la experiencia deportiva en busca de una mayor masividad de este sector en el hermano pueblo.

Marcado por innumerables logros, su futuro estará guiado por la pasión de educador, en las ansias de aportar a las nuevas generaciones los valores conseguidos sobre los campos de juego, los mismos que le hicieron convertirse en uno de los grandes referentes de los arcos avileños.